rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

Quioscos digitales ¿El verdadero futuro de la prensa en papel?

ANÁLISIS PR Con el naciento de Kioskoymas, oficialmente todos los diarios presos españoles se han instalado en los quioscos digitales. Cada usuario podrá acceder a un precio diario de 79 céntos a réplicas en pdf de sus ediciones presas que normalmente cuestan 1,20 euros ¿Tendrán éxito?

 

Los diarios españoles han entrado al mundo de los nuevos sotes digitales con réplicas de sus ediciones en pdf. La idea explotada Unidad Editorial hace un año y copiada Vocento y Prisa hace unos meses, pretende ser la alternativa a las ventas del papel en la calle. La idea de poner a disposición de los lectores sus mismas ediciones en sotes digitales responde al interés de diversificar el producto, incrementar la facturación y ofrecer solamente el valor intelectual del periódico.

 

 

Del lado de los editores de diarios se elinan los onerosos costes de distribución de cabeceras, de producción de papel y tinta y se elinan los beneficios que se comparten con los puntos físicos de venta. A cambio ganan en distribución a nivel mundial, con costes más bajos que sólo tienen relación con pagar a su redacción y con generar los pdf mediante ordenadores. También se debe pagar el manteniento de la plataforma de pago y en el caso de los dispositivos de Mac, compartir una pequeña parte de las ventas en iTunes.

 

Con esta reducción de costes en la elaboración del producto no es de extrañar que todas las cabeceras hayan rebajado su precio de tada a la hora de debutar en estos quioscos digitales. La mayoría ha optado poner un precio de 79 céntos para ediciones individuales, frente a los 1,20 euros que cuenta el papel en el quiosco físico. Este valor sin embargo se va reduciendo si se realizan suscripciones mensuales, semestrales o anuales.

 

Promociones de lanzamiento aparte, en el caso de El País y ABC el coste es de 9,99 euros al mes, lo que reduce el precio unitario del ejemplar a 32 céntos. No obstante, la mayoría de las cabeceras ha optado poner un precio mensual de unos 24 euros, con lo que su precio unitario sube hasta los 77 céntos ¿Muchos califican de excesivo este últo precio, aunque los diarios se defienden señalando que el producto es exactamente el mismo del quiosco físico con los añadidos de suplementos y su disponibilidad en todos los sotes.

 

Precisamente este es quizás el único valor agregado de estos quioscos: su disponibilidad y comodidad para descargar en tablets y smartphones. En los ordenadores sólo vemos las mismas ediciones digitales que siempre se han visto en intet como réplicas de los diarios, ediciones que incluso se encuentran gratis en una serie de páginas que circulan el ciberespacio.

 

El problema es que los tablets y smartphones están muy lejos de ser un artículo de uso masivo y menos para la población que etariamente está más cercana a los periódicos en papel. Orbyt que se ha rediseñado esta mañana al día siguiente de la presentación oficial de Kioskoymas tiene 35.000 suscriptores entre El Mundo, Marca y Expansión, aunque la realidad es que las cifras de la OJD pendientes de certificar indican que cada una de estas publicaciones tiene una media de 10.000 descargas diarias, menos de un 5% de las ventas diarias de El Mundo en papel.

 

En el caso de Kioskoymás está todo ver, que además cuentan con el hándicap de que no hay promociones conjuntas de cabeceras. No hay ofertas para acceder a todo el quiosco y tampoco paquetes de diarios, de modo que si se quiere tener cuatro cabeceras se deben pagar cuatro suscripciones diferentes. Esto puede dificultar la compra de los diarios pequeños ¿Éxito o fracaso? Es pronto para decirlo, pero lo cierto es que todavía estamos lejos para decir que los quioscos digitales serán la salvación del periodismo.

 

Seguiremos Informando…

newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto