rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

El debate de 'El País' se convierte en una batalla de reproches

  • Publicado en El País
redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
El debate de 'El País' se convierte en una batalla de reproches - 5.0 out of 5 based on 1 vote
Destacado Debate de El País entre los tres candidatos Debate de El País entre los tres candidatos

Todo vale en el amor, en la guerra y en campaña electoral. Y es que los aspirantes a la presidencia del Gobierno han hecho de todo en los medios de comunicación, desde cantar, jugar al ping pong o comentar un partido de Champions, por esos ansiados votos. Especialmente tras las últimas encuestas que muestran un empate técnico entre Partido Popular, PSOE y Ciudadanos. Es por eso que, a cuatro días de que comience oficialmente la carrera hacia la Moncloa, los políticos tienen que prepararse para ese sprint final, y cuya primera prueba de fuego ha sido el primer debate de El País en estas elecciones generales entre tres de los principales candidatos Pablo Iglesias, Albert Rivera y Pedro Sánchez.

Con una presentación que recuerda mucho a los debates americanos y con un moderador como Carlos de Vega, gran conocedor de este estilo de hacer política al ser corresponsal en la Casa Blanca durante varios años, esta es la primera vez que hay un encuentro entre los líderes de Podemos, Ciudadanos y PSOE. Todos ellos son debutantes en estos comicios y cada uno aspira en convertirse en el abanderado de la nueva política. Por su parte, el gran ausente ha sido Mariano Rajoy, quien estuvo presente en el debate de El País gracias a un atril vacío y a las referencias de sus rivales políticos. Por su parte, el Presidente del Gobierno se encontraba al mismo tiempo contestando a las preguntas de Pedro Piqueras en Telecinco rechazando la posibilidad de enfrentarse con el resto de sus oponentes alegando problemas de agenda.

El programa estaba dividido en cinco bloques temáticos, en los cuales cada candidato podía presentar sus propuestas durante dos minutos y después había nueve minutos de cara a cara en los cuales cada uno de ellos podía rebatir a sus oponentes. También los políticos han podido contestar algunas de las preguntas del público asistente o las enviadas a través de las redes sociales. Para finalizar cada sección y durante sesenta segundos, los diferentes líderes resumían su mensaje en el minuto de oro. Pocas reglas que los tres políticos no han sabido seguir, a pesar de la insistencia del moderador que le ha faltado un poco más de seguridad frente a estas fieras televisivas.

Las formas se han perdido en varias ocasiones durante el debate de El País y, a pesar de que Pablo Iglesias se ha erigido en algunos momentos como en árbitro, también él ha entrado al trapo. Ha comparado a sus oponentes con los periodistas Francisco Marhuenda y Eduardo Inda en un plató de televisión, y ha bromeado sobre la posibilidad de que sus contrincantes sacasen a Monedero o a Venezuela si les iba mal. No han faltado tampoco sus ataques verbales, especialmente hacia Albert Rivera, del que ha dicho que “no es de derechas, Rivera es de lo que haga falta”.

También Sánchez se ha cebado con el presidente de Ciudadanos, al que ha reprochado que apoyase a Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid y ha interrumpido numerosas veces durante sus intervenciones, diciéndole que "no es de extrema derecha, es de derechas solamente". Y puede que este fuese el motivo de que Rivera se haya mostrado bastante agresivo en sus comentarios, perdiendo los papeles y recomponiéndose estoicamente en escasos momentos de la noche. A pesar de todo, éste obtendría la medalla de plata tras un Pablo Iglesias, que ha sido el vencedor de la noche según la encuesta del periódico que es un buen termómetro de lo que piensan los espectadores.

Cinco temas para llegar a ser presidente

El primer bloque estuvo dedicado a la amenaza yihadista, que mostró las primeras desavenencias entre los líderes de Ciudadanos, Podemos y PSOE. Albert Rivera cree que “igual que derrotamos unidos a ETA lo haremos con el yihadismo”, mientras que Pedro Sánchez apuesta por que Francia puede contar con la solidaridad de España” y Pablo Iglesias piensa que “Rivera habla como Aznar y Sánchez no está a la altura de Zapatero”.

La economía y el empleo es uno de los puntos fuertes de los distintos programas electorales. Ciudadanos propone un "complemento salarial, un contrato único estable y una reforma de los autónomos". Sánchez ataca al PP afirmando que “la crisis ha sido la excusa para hacer lo que querían hacer” y comparte “las ganas de cambio con Rivera e Iglesias, pero hace falta un proyecto claro" por lo que pretende “derogar la reforma laboral para recuperar la negociación colectiva”. Podemos propone "rescatar a familias monoparentales, porque la mayoría está en riesgo de pobreza” con una renta mínima que “serviría para cubrir a 8,5 millones de españoles en la pobreza”.

El debate de El País sigue con un nuevo bloque dedicado la educación, política social y el Estado de bienestar. Pedro Sánchez quiere “derogar la LOMCE y a articular un gran pacto educativo”, a lo que le interpela Albert Rivera que “la única propuesta del PSOE es derogar lo que ha aprobado el PP”. En un momento de tensión, será Pablo Iglesias el que aprovechar la oportunidad de acusar a Sánchez de liderar un partido con “puertas giratorias” y destacando que lo que “sale caro en España es la corrupción, que cuesta 48.000 millones de euros”.

¿Por qué política territorial apostarían si llegan a la presidencia del Gobierno? El primero en contestar ha sido Rivera que, como catalán, asume que “no hay que romper España sino reformarla (...) sin debatir cada día lo que somos”. Iglesias piensa que “el modelo del 'café para todos' se ha revelado muy limitado”, por lo que pone de ejemplo el referéndum de Escocia y recomienda la película Ocho apellidos catalanes como ejemplo de diversidad. Por su parte, Sánchez apuesta por “la reforma constitucional como una oportunidad para recomponer los consensos rotos”. Sobre la independencia de Cataluña, los tres líderes políticos coinciden en culpar a Artur Mas y a Mariano Rajoy de la situación en Cataluña.

También el debate de El País se ha centrado en la corrupción y la regeneración política. Rivera destaca que “hay que acabar con los aforamientos de los políticos” y “devolver el poder a los ciudadanos y eliminar los tentáculos del PSOE y PP”. Pedro Sánchez reivindica que no ha habido “ningún caso de corrupción vinculado al PSOE durante el Gobierno de Zapatero” recordando la creación de la UDEF en esta etapa. Por su parte Iglesias ha señalado que “no sale caro rescatar a la gente, sino rescatar a la Púnica”. También los candidatos han discutido sobre la igualdad en sus listas, siendo la de Podemos la que más mujeres tiene, mientras que Ciudadanos avisa de que “no va a poner cuotas de hombres y mujeres”.

Para finalizar, los tres candidatos tienen su minuto de gloria para convencer al electorado. Rivera cree que Hace falta recuperar lo mejor de ser español y el nuevo proyecto común es Ciudadanos. Iglesias piensa que “nos jugamos la próxima década en las elecciones”, mientras que Sánchez estima que “hoy estamos llamados a liderar la España de las oportunidades”. Pero no será esta noche, si no la del 20 de diciembre.

Seguiremos informando...

Modificado por última vez: Martes, 01 Diciembre 2015 12:34
newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto