rss Canal spreaker Canal Ivoox Canal_Itunes Instagram Linkedin Youtube Facebook Twitter

Una de cada cinco personas desarrollará un cáncer cutáneo a lo largo de su vida

redes sociales Comparte en Twiter Comparte en Facebook Comparte en Google+ Comparte en Whatsapp Comparte en Men&aecute;ame Sigue nuestro feed
Cáncer cutáneo Cáncer cutáneo

El 13 de junio se conmemoró el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, uno de los tipos de cáncer más frecuentes según los datos aportados por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), que estima que la mitad de los tumores que se diagnostican en todo el mundo son cutáneos. En los últimos años las cifras de afectados por cáncer de piel no dejan de crecer y por ello se prevé que una de cada 5 personas lo desarrollará a lo largo de su vida.

El Dr. José Manuel Pérez, del equipo médico del Instituto Oncológico Baselga (IOB), afirma que el factor de riesgo más importante para todos los cánceres de piel es la exposición excesiva a los rayos UV, razón por la que es de vital importancia que la población sea consciente de las claves de su prevención y se adopten buenos hábitos desde las edades más tempranas. “En muchas ocasiones el tumor se puede desarrollar hasta 20 o 30 años después de la exposición prolongada a las radiaciones solares sin protección. Asimismo, el 80% del daño solar se produce antes de llegar a la mayoría de edad, por lo que es esencial estar sensibilizados desde muy pequeños”, explica el Dr. Pérez.

Existen tres tipos de cáncer de piel: el carcinoma de células basales, el más frecuente, el carcinoma de células escamosas, y el melanoma, mucho menos común que los carcinomas, pero más propenso a aumentar de tamañó y propagarse si no se trata. Mientras que los carcinomas basocelulares casi nunca metastatizan, los espinocelulares o escamosos sí pueden llegar a diseminarse a nivel ganglionar o en forma de metástasis a distancia. “Los afectados por estos carcinomas no suelen llegar al oncólogo porque son tratados quirúrgicamente por un dermatólogo, que posteriormente también realiza el seguimiento. En nuestras consultas nos encontramos, sobre todo, con afectados por melanoma. Aunque es el menos común de los tumores malignos cutáneos, ha aumentado de forma significativa su frecuencia en las últimas décadas. Pero también en los últimos años se ha avanzado mucho en su diagnóstico precoz y en la mejora de su pronóstico, dado que actualmente contamos con terapias más efectivas gracias al mejor conocimiento de la biología molecular del melanoma y a todos los avances en el campo de la inmunoterapia”. Hace unos años la tasa de supervivencia a cinco años para los pacientes diagnosticados con melanoma en estadio cuatro – es decir, con afectación de otros órganos sistémicos – era del 0%. Hoy, con los avances en la biología molecular del melanoma y los importantes progresos terapéuticos, hasta un 30% de los pacientes sobreviven a los cinco años.

Si el tumor maligno de piel, independientemente del tipo, es detectado en una de sus fases iniciales, estamos hablando de uno de los tipos de cáncer que dispone de mejores tratamientos y que, además, ostenta una tasa de curación cercana al 100%. “Lo más conveniente es la detección precoz, razón por la que recomendamos visitar al dermatólogo con regularidad y realizar autoexploraciones periódicas para detectar cualquier cambio en lesiones ya existentes. Podremos autoexaminarnos correctamente pidiendo consejo al especialista sobre cómo hacerlo e incluso ayudándonos de innovadoras aplicaciones que hoy en día están a nuestro alcance gracias a los teléfonos inteligentes”. Si se descubre una mancha o lesión que cumpla la llamada regla ABCD (asimetría, bordes irregulares, color oscuro y diámetro superior a cinco milímetros), se debe acudir a una consulta con el dermatólogo ya que, aunque en muchos casos pueda no tratarse de un melanoma, podría permitir un diagnóstico precoz que facilitaría el éxito del tratamiento. También es recomendable una visita urgente a un dermatólogo en los casos en que una mancha en la piel pique, sangre o crezca con rapidez.

Además del diagnóstico precoz, las medidas de prevención son claves en la lucha contra el cáncer de piel. Debemos limitar la exposición directa a los rayos UV durante un largo periodo de tiempo y protegernos adecuadamente de las radiaciones solares si nos encontramos al aire libre, situándonos en lugares de sombra, usando sombrero y gafas y aplicándonos factores de protección elevados con frecuencia y generosamente.

Modificado por última vez: Martes, 19 Julio 2016 13:01
newsletter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

* indicates required

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies. Acepto las cookies de este sitio.Acepto